No estáis bajo la Ley sino bajo la Gracia

La gracia de Dios“El pecado no se enseñoreará de vosotros, pues no estáis bajo la Ley, sino bajo la gracia”.  Romanos 6:14. Debemos entender que los textos de Pablo en ocasiones necesitan ser revisados con reflexión para no ser mal interpretados.

Cuando Pablo dice que no estamos bajo la Ley, no se refiere aquí en primer lugar a una ley en particular, sino a ley como un principio general. Podemos empezar a entender que los cristianos no están bajo ley como un camino de salvación, sino bajo gracia…la gracia es el camino para la salvación. Entendemos por “Gracia” la vida, muerte y resurrección de Cristo por medio de la cual se ofrecen gratuitamente los dones del cielo.

La ley no puede salvar a un pecador, ni puede poner fin al pecado o a su dominio. Dice Romanos 3:20 Por tanto, por las obras de la ley ninguna carne será justificada delante de Él; pues por la ley es el conocimiento del pecado.  ¿Cuál es la función de la ley? Revelar el pecado. Sigue leyendo

Velar y orar

Velar y orar

Debemos concentrar nuestra atención en las cosas que conciernen a nuestro bienestar eterno. No podemos dar a las cosas celestiales el segundo lugar. Los juicios de Dios dirigen una solemne amonestación diciendo: “También vosotros estad preparados; porque el Hijo del Hombre vendrá a la hora que no pensáis”. Mateo 24:44.

Para prestar atención y estar preparados deberíamos “velar y orar” más. Estamos viviendo durante las escenas finales de la historia de esta tierra. La profecía se cumple rápidamente. El tiempo de prueba está pasando velozmente. No tenemos tiempo que perder, ni un solo momento. Nadie debe encontrarnos durmiendo en nuestro puesto. Nadie debe decir en su corazón o por medio de sus obras: “Mi Señor tarda en venir”. Sigue leyendo

¿Por qué deberíamos pensar sobre el mundo futuro?

Existe un texto de Mark Finley que resumido dice así: “Una de las principales razones por las que no tenemos que vivir con miedo, consumidos por la preocupación y la ansiedad, es porque sabemos cómo termina la historia. Sabemos que la enfermedad no tendrá la última palabra: Cristo sí… Vemos el potencial del desastre nuclear. Vemos el cambio climático. Vemos pestes que quitan la vida a miles de personas. Vemos estas cosas, pero tenemos una esperanza que nos permite continuar en los momentos más difíciles de la vida. Hay una sensación de confianza que nos lleva a través de estas dificultades, porque hemos leído los últimos capítulos de la Biblia. Sabemos cómo termina la historia. En Apocalipsis 21 versículos 4 y 5, Juan escribe, “Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí, yo hago nuevas todas las cosas”.

Sigue leyendo

El Reino de Dios

Cerca está

La meta a la que todos queremos llegar se llama el “Reino de los Cielos”. Tenemos el concepto  de que lo que vivimos ahora es solo un mundo de ruina pasajero pero que esta meta, el premio, nos será dado cuando todo esto acabe y vivamos en el cielo y en la tierra nueva por la eternidad. Sin embargo hay algo muy sencillo que Jesús dijo y que en nuestra a veces pequeña comprensión de las Escrituras pasamos por alto. Vemos por ejemplo en Lucas 17:21 “el Reino de Dios entre vosotros está”. Entonces necesitamos saber qué es el Reino de Dios o el Reino de los cielos. Y surge una pregunta interesante: Cuál fue el mensaje central del ministerio de Jesús en la tierra hace 2.000 años? El Reino de los cielos!  Veamos…

Sigue leyendo

Jesús centro de las profecías

jesus_profecias

En la Biblia encontramos el primer ejemplo de espiritismo cuando satanás tomó la serpiente y habló a través de ella a Eva…es el primer caso de médium registrado, bíblicamente hablando. Luego en los hechos que siguen encontramos a Dios expresando la profecía más importante de toda su Palabra, en Génesis 3:15 “y enemistad pondré entre ti y la mujer, y entre tu simiente y su simiente; ella te herirá la cabeza, y tú le herirás el calcañar.” La simiente de la mujer es Jesús y de allí parte el concepto de que Jesús es el centro de las profecías.

Revisemos brevemente el concepto “profético” antes de entrar a revisar el por qué Jesús están en el centro de la Biblia y de la profecía.

Sigue leyendo