Degradación sexual

Degradación sexual

Pero hay algo más en lo que quiero que pongamos los ojos. La degradación sexual  implica otras cosas. Aun viviendo en pareja en el hogar, el hombre y la mujer pueden estar practicando lo que no ha sido establecido por Dios.

Cuando pensamos en “degradación sexual” podemos evocar varios principios sociales que son deformados o transgredidos según las tendencias humanas. Pensamos por ejemplo en el homosexualismo masculino, el lesbianismo, la zoofilia, la pedofilia, la prostitución, el incesto y hasta en las orgías.

Dios condena estos principios los cuáles tienen un fundamento que sobrepasa lo social y lo temporal en la historia de los pueblos. Son principios instaurados para preservar la integridad de los seres humanos a nivel individual y familiar, evitando los abusos físicos y morales.  Quien deja las cosas establecidas en este plan perfecto es Dios desde la formación de la primera pareja pero es el hombre quien se encarga en distorsionar la norma original.

Veamos algunos textos bíblicos que nos muestran la posición de Dios:

Levítico 18:19-20 "No tengas relaciones sexuales con una mujer en su periodo de menstruación. No te acuestes con la mujer de tu prójimo ni tengas relaciones sexuales con ella, para que no te hagas impuro por esa causa.

Levítico 18:22-23 "No te acuestes con un hombre como si te acostaras con una mujer. Ese es un acto infame. No te entregues a actos sexuales con ningún animal, para que no te hagas impuro por esa causa. Tampoco la mujer debe entregarse a actos sexuales con un animal. Eso es una infamia".

1 Corintios 6:15-18 "¿Acaso no saben ustedes que su cuerpo es parte del cuerpo de Cristo? ¿Y habré de tomar yo esa parte del cuerpo de Cristo y hacerla parte del cuerpo de una prostituta? ¡Claro que no!  ¿No saben ustedes que cuando un hombre se une con una prostituta, se hacen los dos un solo cuerpo? Pues la Escritura dice: "Los dos serán como una sola persona." Pero cuando alguien se une al Señor, se hace espiritualmente uno con él. Huyan, pues, de la prostitución. Cualquier otro pecado que una persona comete, no afecta a su cuerpo; pero el que se entrega a la prostitución, peca contra su propio cuerpo".

1 Tesalonicenses 4:3 "Lo que Dios quiere es que ustedes lleven una vida santa, que nadie cometa inmoralidades sexuales".

Hay muchos textos más que te invito a buscar y a leer...entre ellos: Levítico 20: 7-21 / Proverbios 6:23-35  / Mateo 5:27-28 / Hebreos 13:4

Pero hay algo más en lo que quiero que pongamos los ojos. La degradación sexual  implica otras cosas. Aun viviendo en pareja en el hogar, el hombre y la mujer pueden estar practicando lo que no ha sido establecido por Dios. Por ejemplo, en la carta a Romanos Capítulo 1, Pablo deja una marca a la que muy pocas veces se le da importancia: Romanos 1:26  “Por eso, Dios los ha abandonado a pasiones vergonzosas. Hasta sus mujeres han cambiado las relaciones naturales por las que van contra la naturaleza”. Cuáles son las relaciones  naturales? Por supuesto el contexto de este versículo hace referencia a lo sexual.  No hace falta ir lejos para encontrar muchos consejos humanos para sacarle el máximo provecho a las partes del cuerpo en las relaciones sexuales. Encontramos libros, artículos, ilustraciones, toda una ideología que dice “aprovecha, vida solo hay una”.  Pregunta: el sexo oral y anal hacen parte de las relaciones naturales? Para qué fue hecha la boca? Y para qué todo el sistema digestivo encargado de eliminar lo que no necesita el cuerpo? Para muchos esto puede sonar fanatismo porque nos hemos impregnado tanto de estas tendencias que todo ahora nos puede parecer normal…pero no lo es.  Por eso es que Dios dejó consignado en Isaías 5:20 “Ay de ustedes, que llaman bueno  a lo malo, y malo a lo bueno; que convierten la luz en oscuridad,  y la oscuridad en luz; que convierten lo amargo en dulce, y lo dulce en amargo”. (Todo esto no es señalamiento solo a las mujeres… es un llamado de atención también a los hombres).

Otro ejemplo de la distorsión en medio de la vida en matrimonio de hombre y mujer: Los encuentros o intercambios de parejas swing.  Lo que era una práctica realizada en la clandestinidad, hoy se vive abiertamente en la sociedad. Personas solteras o casadas se intercambian con desconocidos con el ánimo de experimentar porque lo tradicional ya no les basta. Es esto sensato y aceptable a los ojos de Dios? Por supuesto que no…veamos completo el pasaje de Romanos versículos 21 al 32: “Pues aunque han conocido a Dios, no lo han honrado como a Dios ni le han dado gracias. Al contrario, han terminado pensando puras tonterías, y su necia mente se ha quedado a oscuras. Decían que eran sabios, pero se hicieron tontos; porque han cambiado la gloria del Dios inmortal por imágenes del hombre mortal, y hasta por imágenes de aves, cuadrúpedos y reptiles. Por eso, Dios los ha abandonado a los impuros deseos que hay en ellos, y han cometido unos con otros acciones vergonzosas. En lugar de la verdad de Dios, han buscado la mentira, y han honrado y adorado las cosas creadas por Dios y no a Dios mismo, que las creó y que merece alabanza por siempre. Amén. Por eso, Dios los ha abandonado a pasiones vergonzosas. Hasta sus mujeres han cambiado las relaciones naturales por las que van contra la naturaleza; de la misma manera, los hombres han dejado sus relaciones naturales con la mujer y arden en malos deseos los unos por los otros. Hombres con hombres cometen acciones vergonzosas, y sufren en su propio cuerpo el castigo merecido por su perversión. Como no quisieron reconocer a Dios, él los ha abandonado a sus perversos pensamientos, para que hagan lo que no deben. Están llenos de toda clase de injusticia, perversidad, avaricia y maldad. Son envidiosos, asesinos, pendencieros, engañadores, perversos y chismosos. Hablan mal de los demás, son enemigos de Dios, insolentes, vanidosos y orgullosos; inventan maldades, desobedecen a sus padres, no quieren entender, no cumplen su palabra, no sienten cariño por nadie, no sienten compasión. Saben muy bien que Dios ha decretado que quienes hacen estas cosas merecen la muerte; y , sin embargo, las siguen haciendo, y hasta ven con gusto que otros las hagan”.

Conclusión: no tomemos el concepto de degradación sexual escogiendo  solo lo que nos conviene como si la norma fuera estilo cafetería: “esto si me gusta, esto no”… revisemos que hay muchas cosas que podemos estar haciendo mal, abusando y mal utilizando el cuerpo que Dios nos prestó.

 

Añadir nuevo comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.