Archivo de la etiqueta: nueva vida

La Iglesia Militante

militante
Querido(a) amigo(a) lector. Ten presente que puedes leer cada cita bíblica con tan solo pasar el mouse por encima de  cada palabra resaltada en negrilla.


En días pasados leía sobre la importancia de hacer las cosas importantes y las urgentes y cada cosa a su momento. Lo importante no siempre es lo urgente y lo urgente no siempre es lo importante. Importante ir a estudiar, urgente ir al médico. Importante la salvación, urgente escribir un email. Nosotros nos sentimos orgullosos de andar en el camino de Dios pero no solo por andar allí quiere decir que somos salvos. Es importante ser parte de la iglesia pero esto no nos asegura la salvación. Urgente es tener claro que debemos caminar todos los días en la transformación de nuestro ser. La salvación es por gracia, pero solamente la obediencia por amor a Dios nos asegura la salvación.

Concentrémonos en [:ttip=”Éxodo 12:29-38  “Y aconteció que a la medianoche Jehová hirió a todo primogénito en la tierra de Egipto, desde el primogénito de Faraón que se sentaba sobre su trono hasta el primogénito del cautivo que estaba en la cárcel, y todo primogénito de los animales. Y se levantó aquella noche Faraón, él y todos sus siervos, y todos los egipcios; y hubo un gran clamor en Egipto, porque no había casa donde no hubiese un muerto.  E hizo llamar a Moisés y a Aarón de noche, y les dijo: Salid de en medio de mi pueblo vosotros y los hijos de Israel, e id, servid a Jehová, como habéis dicho. Tomad también vuestras ovejas y vuestras vacas, como habéis dicho, e idos; y bendecidme también a mí. Y los egipcios apremiaban al pueblo, dándose prisa a echarlos de la tierra; porque decían: Todos somos muertos. Y llevó el pueblo su masa antes que se leudase, sus masas envueltas en sus sábanas sobre sus hombros. E hicieron los hijos de Israel conforme al mandamiento de Moisés, pidiendo de los egipcios alhajas de plata, y de oro, y vestidos. Y Jehová dio gracia al pueblo delante de los egipcios, y les dieron cuanto pedían; así despojaron a los egipcios. Partieron los hijos de Israel de Ramesés a Sucot, como seiscientos mil hombres de a pie, sin contar los niños. También subió con ellos grande multitud de toda clase de gentes, y ovejas, y muchísimo ganado” id=”1″] Éxodo 12:29-38 [:/ttip]. Cuando el pueblo de Dios fue sacado de Egipto, también salió con él una multitud que no era de Israel. Esta multitud se componía no sólo de los que obraron movidos por la fe en el Dios de Israel, sino también de un número mayor de individuos que trataban únicamente de escapar de las plagas, o que se unieron a las columnas en marcha por pura excitación y curiosidad.   Esta clase de personas fue y es hoy un obstáculo, un lazo para Israel. En esa multitud va el pueblo de Dios! A cuál grupo perteneces? Eres de los que caminan con el Señor o eres la cizaña que crece junto al trigo?

Sigue leyendo