Archivo de la etiqueta: tiempo profético

Daniel 12, el sellamiento del libro

Miguel

En Daniel 12:4 encontramos un libro que el ángel le dice a Daniel que debe sellar: “Pero tú,  Daniel,  cierra las palabras y sella el libro hasta el tiempo del fin.  Muchos correrán de aquí para allá,  y la ciencia aumentará”… Para entender qué parte del mensaje de Daniel es la que corresponde para el tiempo del fin y que debía ser cerrada (guardada la explicación), debemos tener claro que no se refiere solo a unos versículos del capítulo 12 sino que todo hace parte de un bloque completo que arranca desde el capítulo 8.

En el capítulo 8 se nombra la profecía de las 2.300 tardes y mañanas que Daniel no entendió (Daniel 8:27). En el capítulo 9 tenemos a Gabriel explicando parte de esa visión a partir del versículo 20, usando además una nueva fecha de tiempo que es extraída de los 2.300 días: las 70 semanas (Daniel 9:24). En el capítulo 10 Daniel expresa que entendió la visión y por ello estuvo triste tres semanas (Daniel 10:1-2). Gabriel nuevamente le da detalles relacionados con la profecía (Daniel 10:11) y el capítulo 11 nombra los eventos que han de venir en ese tiempo. El detalle final lo tenemos en el último capítulo y con eso se cierra el mensaje unificado. Es por esto que sabemos que el libro a sellar implica los capítulos 8 al 12 de Daniel y que toda la profecía tiene especial cumplimiento en nuestros días, el tiempo del fin.  Antes de revisar algunos versículos vale la pena adelantar que este libro tiene un cumplimiento profético exacto del tal manera que en Apocalipsis ya lo encontramos abierto: Apocalipsis 10:1,2,5,6 “Vi descender del cielo otro ángel fuerte,  envuelto en una nube,  con el arco iris sobre su cabeza.  Su rostro era como el sol y sus pies como columnas de fuego. Tenía en su mano un librito abierto;  puso su pie derecho sobre el mar y el izquierdo sobre la tierra… El ángel que vi de pie sobre el mar y sobre la tierra levantó su mano hacia el cielo y juró por el que vive por los siglos de los siglos,  que creó el cielo y las cosas que están en él,  y la tierra y las cosas que están en ella,  y el mar y las cosas que están en él,  que el tiempo no sería más”.

Sigue leyendo