La parábola del tesoro escondido

La parábola del tesoro escondidoPara entender la parábola del tesoro escondido debemos recrear en la mente los tiempos antiguos en los que los hombres acostumbraban a esconder sus tesoros en la tierra. Los robos eran frecuentes y cuando quiera que hubiese un cambio en el poder gobernante, los que tenían grandes posesiones estaban expuestos a que se les aplicasen pesados tributos. Por otra parte, un país podía estar en constante peligro de ser invadido por ejércitos merodeadores. Por consiguiente, los ricos trataban de preservar sus riquezas ocultándolas y la tierra era considerada como un seguro escondite.

“Además, el reino de los cielos es semejante al tesoro escondido en el campo; el cual hallado, el hombre lo encubre, y de gozo de ello va, y vende todo lo que tiene, y compra aquel campo”— Mateo 13:44. Sigue leyendo

La parábola de los obreros de la hora undécima, explicación

parábola de los obreros de la hora undécima

Cristo relató a los discípulos la parábola de los obreros de la hora undécima para ilustrar la manera en la cual Dios trata con sus siervos y el espíritu con el cual él quiere que trabajen para Él.

“El reino de los cielos -dijo él-, es semejante a un hombre, padre de familia, que salió por la mañana a juntar obreros para su viña”. Era costumbre que los hombres que buscaban empleo esperaran en el mercado y allá iban los contratistas a buscar siervos. Se representa al hombre de la parábola saliendo a diferentes horas para emplear obreros. Aquellos que son empleados en las primeras horas convienen en trabajar por una suma determinada; los que son ajustados más tarde dejan su sueldo al juicio del dueño de casa. Sigue leyendo

La parábola de la gran cena, una generosa invitación

La parábola de la gran cena, una generosa invitación

En la parábola de la gran cena Cristo dio un mensaje de amonestación e instrucción a todos los que le escuchaban. Los judíos en su tiempo pensaban reservarse exclusivamente para sí las bendiciones de Dios, tanto las que se referían a la vida presente como las que se relacionaban con la futura. Negaban la misericordia de Dios a los gentiles. Por la parábola de la gran cena Cristo les demostró que ellos estaban al mismo tiempo rechazando la invitación misericordiosa y el llamamiento al reino de Dios. Sigue leyendo