Orar en el nombre de Jesús, el vínculo entre la humanidad y Dios

Orar en el nombre de Jesús

En ocasiones nos preguntamos lo que significa orar en el nombre de Jesús. Debemos empezar entendiendo que tenemos un abogado ante el trono de Dios, que está envuelto por el arco iris de la promesa y estamos invitados a presentar nuestras peticiones ante el Padre en su nombre. Dice Jesús: Pidan lo que deseen en mi nombre, y se les hará. Al presentar mi nombre, dan testimonio de que me pertenecen, que son mis hijos e hijas, y el Padre los tratará como a su propio Hijo y los amará como me ha amado a mí.

Sigue leyendo

El carácter de Cristo: necesitamos el poder de una vida elevada, pura y noble

el carácter de Cristo

Dios espera que sus hijos lleven el carácter de Cristo, que los que llevan el nombre de su Hijo, lo representen. Sus seguidores han de estar separados del mundo en sus principios e intereses; pero no deben aislarse del mundo. El Salvador trataba constantemente con los hombres, no para alentarlos en cosa alguna que no estuviese de acuerdo con la voluntad de Dios, sino para elevarlos y ennoblecerlos. “Me santifico…—declaró—para que también ellos sean santificados”. Juan 17:19. Así también el cristiano debe morar entre los hombres, a fin de que el sabor del amor divino pueda ser como la sal para preservar el mundo de la corrupción. Sigue leyendo

El hábito de hablar bien de los demás

hablar bien de los demás
Para hablar bien de los demás se requiere el ejercicio del dominio propio, la tolerancia y la simpatía. Somos muy diferentes en hábitos y educación, y así nuestra manera de ver las cosas varía mucho. Nuestra comprensión de la verdad, nuestras ideas acerca de la vida no son idénticas porque no hay dos personas cuyas experiencias sean iguales en todo detalle. Las pruebas de uno no son las de otro. Los deberes que a uno le parecen fáciles, son para otro en extremo difíciles y le dejan perplejo.

Tan ignorante y propensa a equivocarse es la naturaleza humana, que cada cual debe ser prudente al valorar a su prójimo. Poco sabemos de la influencia de nuestros actos en la experiencia de los demás. Lo que hacemos o decimos puede parecernos de poca importancia, cuando, si pudiéramos abrir los ojos, veríamos que de ello dependen importantísimos resultados para el bien o el mal. Sigue leyendo

Arrepentimiento en la Biblia, una verdadera conversión

Arrepentimiento en la Biblia, una verdadera conversión

¿Cómo se justifica el hombre con Dios? ¿De qué manera se hace justo el pecador? ¿Cómo es el arrepentimiento en la Biblia? Sólo por intermedio de Cristo podemos ponernos en armonía con Dios y con la santidad. La multitud el día de Pentecostés, convencida de pecado, exclamó: “¿Qué haremos?” La primera palabra de la contestación del apóstol Pedro fue: “Arrepentíos”. Poco después, en otra ocasión, dijo: “Arrepentíos pues, y volveos a Dios; para que sean borrados vuestros pecados”.

El arrepentimiento comprende tristeza por el pecado y abandono del mismo. Mientras no lo repudiemos de corazón, no habrá cambio real en nuestra vida. Sigue leyendo