El mensaje a la iglesia de Laodicea

El mensaje a la iglesia de LaodiceaEl mensaje a la iglesia de Laodicea es una denuncia sorprendente y se aplica al actual pueblo de Dios. “Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca”— Apocalipsis 3:14-17.

El Señor nos muestra aquí que el mensaje que se debe dar a su pueblo no es un mensaje de paz y seguridad. No es meramente teórico, sino práctico en todo detalle. En el mensaje a los laodicenses, los hijos de Dios son presentados en una posición de seguridad terrenal. Están tranquilos, creyéndose en una exaltada condición de progreso espiritual. “Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo”. Sigue leyendo

La historia de Job y su ejemplo de fe

La historia de Job

La historia de Job nos da una gran lección: la esperanza del cristiano no está basada en el arenoso fundamento de los sentimientos. Los que obran por principio contemplarán la gloria de Dios más allá de las sombras, y confiarán en la segura palabra de su promesa. No se les disuadirá de honrar a Dios, no importa cuán tenebroso parezca el camino.

La adversidad y las pruebas solamente les proporcionarán la oportunidad de mostrar la sinceridad de su fe y amor. Cuando el alma esté deprimida, eso no será evidencia de que Dios ha cambiado. “Es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos” —Hebreos 13: 8. Si las nubes inundan nuestra alma, no debemos creer que estamos olvidados. Nuestra fe debe abrirse camino a través de la oscuridad. Sigue leyendo

La parábola de los talentos…A uno dio cinco talentos y a otro dos

La parábola de los talentos

La parábola de los talentos tiene una aplicación personal para cada hombre, mujer y niño que tienen la capacidad de razonar. Nuestra obligación y responsabilidad están en proporción a los talentos que Dios nos ha dado. No hay un solo seguidor de Cristo que no tenga un don de cuyo uso no sea responsable delante de Dios. Sigue leyendo

Isaías 58, un precepto divino

Isaías 58

Todo Isaías 58 debe considerarse como un mensaje para este tiempo, que debe darse una y otra vez. ¿Qué dijo el Señor en Isaías 58? El capítulo entero es de la mayor importancia. Leamos este capítulo cuidadosamente y comprendamos la clase de obra que llevará vida a las iglesias: “La religión pura y sin mácula delante de Dios y Padre es ésta: Visitar los huérfanos y las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha de este mundo”. Santiago 1:27. Sigue leyendo