Beneficios del ayuno

ayuno

Podemos ver los beneficios del ayuno desde dos puntos de vista: el físico y el espiritual. Empezando por la parte física podemos resaltar los siguientes aspectos:

Beneficio Físico

¿Qué es? Es la acción de abstenerse total o parcialmente (y voluntariamente) de comer y/o beber por un período de tiempo. El ayuno no significa paralizar la nutrición del cuerpo sino dejar disponibles las energías que consumía el proceso digestivo para activar las eliminaciones necesarias para desintoxicar el cuerpo.

Técnicamente el ayuno total o parcial normaliza y purifica la sangre, activando las eliminaciones generales y favoreciendo la destrucción de materias morbosas. Durante el ayuno todas las células se dedican al trabajo de eliminación y una vez que quedan libres de obstrucciones de materias extrañas, se inicia el proceso de restaurar la salud. Dentro de los beneficios del ayuno vemos que se remueve del cuerpo lo inservible o perjudicial, se alivia la congestión de cualquier órgano y se dirigen todas las fuerzas del organismo al proceso de eliminación.

Al ayunar se le permite al cuerpo descansar de los procesos digestivos y mentales, se promueve la eliminación de productos de desecho de los tejidos, se limpian los intestinos y se restaura la vitalidad de los órganos y del sistema nervioso reforzándose la acción del sistema inmunológico.

¿Por cuánto tiempo debe hacerse?

Medio día, veinticuatro horas, una semana…todo depende de la preparación, la disposición y la meta que se quiera alcanzar.

Al ayunar, aparte de beber agua también se pueden ingerir jugos de frutas (limpiadores) entre los que se encuentran el de manzana, uva, papaya y zanahoria. Un ayuno también puede darse suprimiendo una de las comidas del día a las que se esté acostumbrado.

No debe ser una carga

Como la intención es que generen beneficios del ayuno en quien lo practica, la idea es que no se convierta en una carga insoportable. Por ello si nuestra intención es practicarlo, se debe acostumbrar el cuerpo poco a poco al cambio de dieta, cuidando de las prácticas extremas en la cantidad de comida a consumir y el tiempo a dedicar.

Y lo que se hace innegablemente tiene una conexión con lo mental y lo espiritual porque en la medida que el cuerpo se desintoxica, la sangre se purifica y en su circulación hacia el cerebro lo hace más apto para el pensar, analizar y por supuesto buscar y escuchar al Señor.

Beneficios del ayuno: nos acerca a Dios

Esdras 8:21 Y publiqué allí junto al río Ahava, para afligirnos ante nuestro Dios, a fin de solicitar de él camino derecho para nosotros, nuestros niños y todos nuestros bienes.

El Redentor del mundo sabía que la complacencia del apetito produciría debilidad física y embotaría de tal manera los órganos de la percepción, que no discernirían las cosas sagradas y eternas. Cristo sabía que el mundo estaba entregado a la glotonería y que esta sensualidad pervertiría las facultades morales.

Para Cristo, como para la santa pareja del Edén, el apetito fue la base de la primera gran tentación (Vea el apartado sobre el pecado). Precisamente donde empezó la ruina, debe empezar la obra de nuestra redención. Así como por haber complacido el apetito Adán cayó, por sobreponerse al apetito Cristo debía vencer. “Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, tuvo hambre. Y vino a él el tentador, y le dijo: Si eres Hijo de Dios, dí que estas piedras se conviertan en pan. El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”. Mateo 4:2-4.

Refrenar los apetitos y las pasiones, beneficios del ayuno

Desde el tiempo de Adán hasta el de Cristo, el desenfreno había aumentado el poder de los apetitos y las pasiones, hasta que éstos ejercieron un dominio casi ilimitado. En esta forma los hombres se habían degradado y degenerado, y por sí mismos no podían vencer. Cristo venció en favor del hombre, soportando la prueba más severa. Por nuestra causa, ejerció un dominio propio más fuerte que el hambre o la misma muerte.

Cristo entró en la prueba en el terreno del apetito, y durante casi seis semanas resistió la tentación en favor del hombre. El largo ayuno en el desierto iba a ser una lección para el hombre caído para todos los tiempos. Cristo no fue vencido por las fuertes tentaciones del enemigo, y esto da aliento a toda alma que lucha contra la tentación. Cristo hizo posible que cada miembro de la familia humana resista a la tentación.

Cuando Cristo se veía más fieramente asediado por la tentación, no comía. Se entregaba a Dios y gracias a su ferviente oración y perfecta sumisión a la voluntad de su Padre salía vencedor. Sobre todos los demás cristianos profesos, debieran los que profesan la verdad para estos últimos días imitar a su gran Ejemplo en lo que a la oración se refiere.

Puede interesarle leer: Velar y Orar

Fijémonos en esto: Para Cristo, como para la santa pareja del Edén, el apetito fue la base de la primera gran tentación. Precisamente donde empezó la ruina, debe empezar la obra de nuestra redención. Así como por haber complacido el apetito Adán cayó, por sobreponerse al apetito Cristo debía vencer.

¿Qué nos deja entonces el ayuno a nivel espiritual?

Como gran enseñanza dentro de los beneficios del ayuno nos lleva a adquirir dominio propio. Con él hay restauración física pero no pasemos por alto la simbología tan grande y tan real de que, al salir victoriosos en el ayuno, podemos vencer en Jesús el poder del enemigo de Dios. Es como colocarnos en el grupo de los vencedores y con ellos podemos reclamar la victoria para cualquier necesidad porque Jesús ya venció por este medio.

En resumen ¿qué podemos resaltar sobre la ayuda espiritual que brinda el ayuno?

Los beneficios físicos, mentales y espirituales son muy claros. Tenemos limpieza del cuerpo y nos acercamos a la claridad mental. Niéguese por un tiempo a satisfacer las demandas de la carne (sentidos) y enfóquese en esperar con humildad y oración la respuesta espiritual y alcanzará su objetivo. Dele descanso al cuerpo, enfóquese en lo mental. No se trata de ganar el favor de Dios por medio de las obras sino de acondicionar nuestro cuerpo y nuestra mente para escuchar la voluntad de Dios.

Cuando ayunamos debemos humillarnos y desprendernos de todo tipo de rencor, orgullo, ira, mentira, idolatría, falta de amor. Entonces el verdadero ayuno espiritual es un medio de limpiar el corazón y de fomentar la buena disposición. Obtenemos respuesta a nuestras oraciones porque humillamos nuestras almas delante de Dios. De ahí la importancia de practicar el verdadero ayuno escrito en el capítulo 58 de Isaías:

Isaías 58:5

“¿Es tal el que me agrada, un día en que el hombre se aflija, y baje su cabeza como junco, y haga cama de cilicio y ceniza? ¿A esto llamáis, y día agradable al Eterno? “Antes, el que me agrada es éste: Desatar las ligaduras de impiedad, soltar las cargas opresivas, dejar libres a los quebrantados, que rompáis todo yugo. Que partas tu pan con el hambriento, a los pobres errantes albergues en casa, que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano”.

Compártelo en redes:

10 comentarios en “Beneficios del ayuno

  1. jeick zerga

    buen dia a todos , solo quiero compartir con ustedes mi experiencia sobre las veces que yo eh ayunado , mi ayuno solo es a base de agua simple , empeze ayunando 1 dia 24 hrs y he llegado a ayunar 3.5 dias. pero resulta que me dio mucha vitalidad , yo me ejercito haciendo pesas y al siguiente dia de mi ayuno pense que no tenia que hacer ejercicio por falta de alimentos ” podria desmayar” pero cual resulta que desperte con una vitalidad tremenda pude hacer mucho ejercicio, cargaba pesas como cuando era jovencito , me senti habil, mis problemas cotidianos no desaparecieron , pero si vi mas claro todo para poder enfrentarlos sin temor o miedos , espiritualmente yo creo en dios jesus como mi padre y es una experiencia total el encuentro fisico, con el alma , una gran fusion, fisicamente me detectaron higado graso , colesterol alto trigiceridos todo a desaparecido por arte de magia gracias a eso, en el ambito de mi intimidad guauuuu vale la pena el ayuno definitivo , ni me la creia , saludos cualquier comentario o pregunta escribanme a [email protected] saludos

  2. Alvaro R.

    Señor Perdóname y Ayúdame a cambiar, saname Señor este día de ayuno te lo ofrezco a ti como prueba de cambio en mi intención. hágase siempre tu Voluntad Señor…Amen

  3. Jesús

    Es una realidad cientifica y espiritual, el ayuno sana el cuerpo y el alma,limpia el corazón, y clarifica la mente.
    cura enfermedades imposibles para la medicina tradicional(SIDA, cancer),esto con fe en Dios y mucho ayuno dedicado a Dios, comprobado.
    Antes de los avances de la ciencia, aunque la ciencia es de Dios sino mira los pajaros, mares, arboles y toda la variedad de especias y dime si todo esto no lo hizo cientifico, Dios, Él dice mia es la ciencia; el ayuno dice la palabra de Dios restaura todo.
    si todos los “cristianos”ayunaramos un vez por mes nuestro amor hacia Dios y a nuestro projimo seria diferente y la humanidad tomaria otro rumbo.
    BENDITO SEA EL PADRE, EL HIJO Y ESPIRITU SANTO POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS. AMEN.
    M.C. Jesus Fuentes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *