Archivo de la categoría: La fe de Jesús

La observancia del sábado

La observancia del sábado

¿Por qué hay que guardar un día de reposo? ¿Por qué debe ser la observancia del sábado el punto a tener en cuenta? La enseñanza por tradición nos dice que debemos guardar el domingo porque en este día resucitó Jesús, pero ¿es eso lo que pide Dios en la Biblia? Primero veamos qué hizo Dios con el sábado. Sigue leyendo

¿Qué es el bautismo y cuál es su significado?

Qué es el bautismo

Veamos qué es el bautismo y lo que Biblia nos enseña sobre las decisiones personales que debemos tomar respecto a este llamado. Lo primero que debemos tener en claro es para qué es el bautismo. Siempre se nos ha enseñado que es para limpieza de los pecados y sobre esto no hay duda, aunque existen otros principios incluidos. Importante también es tener claro cómo y cuándo se debe hacer. Sigue leyendo

Dios nuestro Padre

Dios nuestro Padre

La existencia de Dios nuestro Padre es una realidad. Las evidencias de su constante presencia nos dan la certeza de que estamos en este mundo no a la deriva, ni por evolución, sino por el poder de un Ser que está por encima de todo y que siempre quiere lo mejor para nosotros.

Cierto día hablando por teléfono con una amiga sobre este punto me dijo lo siguiente: “mi hijo está conmigo y me pregunta de dónde salió DIOS para que por favor le explique”. Curiosamente pocos días antes me había enfrentado a este cuestionamiento porque mi primo Sebastián de tan solo 8 años me preguntaba lo mismo. Sigue leyendo

La segunda Venida de Cristo

Segunda venida de Cristo

Es importante tener en claro que la segunda venida de Cristo está cerca y que debemos ser conscientes de que queda poco para todo esto en lo que vivimos llegue a su fin…por lo menos en esto coinciden todas las religiones cristianas.

En su segunda carta Pedro escribió sobre los eventos que presenciarían los que estuvieran vivos en los tiempos finales de la historia de esta humanidad: 2 Pedro 3:10-14: “Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche; en el cual los cielos pasarán con grande estruendo, y los elementos ardiendo serán deshechos, y la tierra y las obras que en ella hay serán quemadas. Puesto que todas estas cosas han de ser deshechas, ¡cómo no debéis vosotros andar en santa y piadosa manera de vivir, esperando y apresurándoos para la venida del día de Dios, en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos, y los elementos, siendo quemados, se fundirán! Sigue leyendo