Daniel 8: Más del cuerno pequeño

Daniel capítulo 8

El libro de Daniel capítulo 8 continúa dándonos detalles adicionales sobre los reinos descifrados desde la visión de la estatua en el sueño de Nabucodonosor y nos confirma los detalles sobre el cuerno pequeño.

El versículo 1 nos dice que la visión que se está mostrando, ocurre en el año tercero del reinado de Belsasar, es decir, 5 años antes de la caída del imperio Babilónico en manos de los Medo-Persas.

Lo primero que se le muestra a Daniel capítulo 8 en la visión, es un carnero con dos cuernos, poderoso, que “hacía conforme a su voluntad, y se engrandecía” (vers. 3, 4). Luego aparece un macho cabrío con un cuerno notable entre sus ojos. Viene hasta el carnero de dos cuernos, se levanta contra él, lo hiere y le quiebra sus dos cuernos (vs 5-7).

¿Cuáles reinos representan ese carnero y ese macho cabrío en Daniel capítulo 8?

La misma Biblia lo responde, Medo- Persia y Grecia: vs 20 y 21 “En cuanto al carnero que viste, que tenía dos cuernos: estos son los reyes de Media y de Persia. El macho cabrío es el rey de Grecia, y el cuerno grande que tenía entre sus ojos es el rey primero”. Aún está vigente el imperio Babilónico y a Daniel se le revelan los dos reinos que han de venir en el futuro cercano.

Pero lo que más nos interesa es ver los detalles adicionales que aparecen sobre este cuerno pequeño del macho cabrío (vers. 9), relacionados con el cuerno pequeño visto en el capítulo 7 ya que es el mismo: Versículo 10: Este cuerno (el mismo cuerno pequeño) “creció hasta llegar al ejército del cielo; y parte del ejército y de las estrellas echó por tierra, y las pisoteó”. Similar descripción está en Daniel 7:21 “Y veía yo que este cuerno hacía guerra contra los santos, y los vencía” y Daniel 7:25 “…a los santos del Altísimo quebrantará”.

No queda duda respecto al significado de lo que aquí se describe porque que posteriormente el ángel da la interpretación (vers. 24), El “ejército” y las “estrellas” evidentemente representan a “los fuertes” ” y al “pueblo de los santos” (vers. 24).

Las echó por tierra y también las pisoteó

El cuerno pequeño surge durante el Imperio Romano. Con furia Roma persiguió al pueblo de Dios a través de los siglos. En los días de Nerón, Decio y Diocleciano, y nuevamente en los tiempos papales, Roma no vaciló en tratar duramente a aquellos a quienes condenó.

Versículo 11: “Aun se engrandeció frente al príncipe de los ejércitos; por él fue quitado el sacrificio continuo, y el lugar de su santuario fue echado por tierra”.  Aquí se hace referencia a Jesús, “Príncipe de los ejércitos” o “Príncipe de los príncipes” según el versículo 25 y se muestra a Cristo crucificado por la autoridad de Roma. Luego su autoridad y servicio en el Santuario Celestial intentaría ocultarse o suplantarse.

Versículo 13,14 “Entonces oí hablar a un santo; y otro de los santos preguntó a aquel que hablaba:  “¿Hasta cuándo durará la visión del sacrificio continuo, la prevaricación asoladora y la entrega del santuario y el ejército para ser pisoteados?  Y él dijo: “Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado”.

De estas 2.300 tardes y mañanas de Daniel capítulo 8 hablaremos en el siguiente artículo. Por ahora nos sirve adelantar que se hablará de la purificación del Santuario y veremos cómo lo enlazamos con el juicio investigador que se menciona en Daniel 7:10 y 22, y la hora del juicio de Dios de Apocalipsis 14:6 y 7.

Puede interesarle revisar: Sermones cortos sobre el libro de Daniel

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *