Degradación e inmoralidad sexual

degradacion e inmoralidad sexual

Cuando pensamos en degradación e inmoralidad sexual podemos evocar varios principios sociales que son deformados o transgredidos según las tendencias humanas. Pensamos por ejemplo en el homosexualismo masculino, el lesbianismo, la zoofilia, la pedofilia, la prostitución, el incesto, el intercambio de pareja, etc.

Dios condena estos comportamientos los cuáles han echado raíz en la historia social de los pueblos y para ello ha instaurado principios que preservan la integridad de los seres humanos a nivel individual y familiar, evitando los abusos físicos y morales.

Quien deja las cosas establecidas en este plan perfecto es el Señor desde la formación de la primera pareja, pero es el hombre quien se encarga en distorsionar la norma original.

Algunos textos que nos muestran el mandato de Dios

Levítico 18:19-20 No tengas relaciones sexuales con una mujer en su periodo de menstruación. No te acuestes con la mujer de tu prójimo ni tengas relaciones sexuales con ella, para que no te hagas impuro por esa causa.

Levítico 18:22-23 No te acuestes con un hombre como si te acostaras con una mujer. Ese es un acto infame. No te entregues a actos sexuales con ningún animal, para que no te hagas impuro por esa causa. Tampoco la mujer debe entregarse a actos sexuales con un animal. Eso es una infamia.

1 Corintios 6:15-18 ¿Acaso no saben ustedes que su cuerpo es parte del cuerpo de Cristo? ¿Y habré de tomar yo esa parte del cuerpo de Cristo y hacerla parte del cuerpo de una prostituta? ¡Claro que no!  ¿No saben ustedes que cuando un hombre se une con una prostituta, se hacen los dos un solo cuerpo? … Huyan, pues, de la prostitución. Cualquier otro pecado que una persona comete, no afecta a su cuerpo; pero el que se entrega a la prostitución, peca contra su propio cuerpo.

1 Tesalonicenses 4:3 Lo que Dios quiere es que ustedes lleven una vida santa, que nadie cometa inmoralidades sexuales”.

Hay muchos textos más que te invito a buscar y a leer, entre ellos, Levítico 20: 7-21 / Proverbios 6:23-35  / Mateo 5:27-28 / Hebreos 13:4

Hay algo más en lo que debemos fijar los ojos

La degradación o inmoralidad sexual implica otras cosas. Aun viviendo en pareja en el hogar, el hombre y la mujer pueden estar practicando lo que no ha sido establecido por Dios. Por ejemplo, en la carta a Romanos capítulo 1, Pablo deja una marca a la que muy pocas veces se le da importancia: Romanos 1:26 “Por eso, Dios los ha abandonado a pasiones vergonzosas. Hasta sus mujeres han cambiado las relaciones naturales por las que van contra la naturaleza”.

¿Cuáles son estas relaciones naturales?

Por supuesto el contexto de este versículo hace referencia a lo sexual.  No hace falta ir lejos para encontrar muchos consejos errados humanos para sacarle el máximo provecho a las partes del cuerpo en las relaciones sexuales. Encontramos libros, artículos, ilustraciones, toda una ideología que dice “aprovecha, vida solo hay una”. Los órganos que Dios ha creado para cumplir una función sexual son los que deben emplearse para cumplir los objetivos de cuidado y compañerismo de la pareja, pero suelen usarse partes del cuerpo, destinadas a otra función, para buscar algún tipo de recompensa física y emocional.

Para muchos esto puede sonar fanatismo porque nos hemos impregnado tanto de estas tendencias que todo ahora nos puede parecer normal… ¡pero no lo es!  Por eso Dios dejó consignado en Isaías 5:20 “Ay de ustedes, que llaman bueno a lo malo, y malo a lo bueno; que convierten la luz en oscuridad, y la oscuridad en luz; que convierten lo amargo en dulce, y lo dulce en amargo”. Todo esto no es señalamiento solo a las mujeres, es un llamado de atención también para los hombres.

Puede interesarle leer: ¿Es pecado el homosexualismo?

¿Es sensata y aceptable la inmoralidad sexual a los ojos de Dios?

El pasaje de Romanos versículos 21 al 32 nos expresa otras ideas:

Por eso, Dios los ha abandonado a los impuros deseos que hay en ellos, y han cometido unos con otros acciones vergonzosas.

– Por eso, Dios los ha abandonado a pasiones vergonzosas. Hasta sus mujeres han cambiado las relaciones naturales por las que van contra la naturaleza; de la misma manera, los hombres han dejado sus relaciones naturales con la mujer y arden en malos deseos los unos por los otros.

-Hombres con hombres cometen acciones vergonzosas, y sufren en su propio cuerpo el castigo merecido por su perversión. Como no quisieron reconocer a Dios, él los ha abandonado a sus perversos pensamientos, para que hagan lo que no deben.

-Están llenos de toda clase de injusticia, perversidad, avaricia y maldad.

-Y sin embargo, las siguen haciendo, y hasta ven con gusto que otros las hagan.

No tomemos el concepto de degradación e inmoralidad sexual escogiendo solo lo que nos conviene como si la norma fuera estilo cafetería: “esto si me gusta, esto no”. Revisemos que hay muchas cosas que podemos estar haciendo mal, abusando y mal utilizando el cuerpo que Dios nos prestó.

Además puede consultar: ¿Qué hay tras el aumento del crimen, la violencia y la inmoralidad?

5 comentarios en “Degradación e inmoralidad sexual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *