El mensaje del segundo ángel, Apocalipsis 14:8

mensaje del segundo ángel

Estudiando el mensaje de los tres de los ángeles que aparecen en el capítulo 14 de Apocalipsis, analizando su significado e importancia para el tiempo de hoy, revisaremos el mensaje del segundo ángel. Ya hicimos un análisis sobre el primer mensaje donde vimos el llamado a alabar al Creador  de todo cuanto existe, tomando en cuenta el séptimo día de la semana como señal de nuestra fidelidad hacia Él y entendiendo también que hay un juicio que se lleva en el cielo sobre cada ser humano de este planeta: “Temed a Dios y dadle gloria porque la hora de su juicio ha llegado”.

El mensaje del segundo ángel

Apocalipsis 14:8: Otro ángel lo siguió, diciendo: “Ha caído, ha caído Babilonia, la gran ciudad, porque ha hecho beber a todas las naciones del vino del furor de su fornicación”.

Babilonia en la Biblia tiene dos características importantes. La primera es que enseña doctrinas humanas por encima de la voluntad divina y la segunda, que persigue a aquellos que no obedecen estas doctrinas, si es necesario, hasta exterminarlos.

En Apocalipsis 18:1-5 encontramos detalles adicionales respecto a Babilonia y a lo que le sucederá. Estos versículos entre otras cosas nos dicen que Babilonia se convirtió en habitación de demonios, en guarida de todo espíritu inmundo, en albergue de toda ave inmunda y aborrecible y que los reyes de la tierra han fornicado con ella. Allí mismo hay una invitación poderosa: “¡Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados ni recibáis parte de sus plagas!, porque sus pecados han llegado hasta el cielo y Dios se ha acordado de sus maldades”.

Si se nos dice en los capítulos 14 y 18 de Apocalipsis que Babilonia cae y que Dios en su amor nos invita a salir de ella para que no recibamos también su castigo merecido, entonces debemos saber quién o qué es Babilonia para alejarnos de sus caminos y seguir el correcto, el de Dios.

¿Qué es Babilonia?

La misma Biblia debe decirnos qué o quién es Babilonia. Leemos en Apocalipsis 17,1-5:

“Ven acá y te mostraré la sentencia contra la gran ramera, la que está sentada sobre muchas aguas. Con ella han fornicado los reyes de la tierra, y los habitantes de la tierra se han embriagado con el vino de su fornicación”… vi a una mujer sentada sobre una bestia escarlata llena de nombres de blasfemia, que tenía siete cabezas y diez cuernos. La mujer estaba vestida de púrpura y escarlata, adornada de oro, piedras preciosas y perlas, y tenía en la mano un cáliz de oro lleno de abominaciones y de la inmundicia de su fornicación. En su frente tenía un nombre escrito, un misterio: Babilonia la grande, la madre de las rameras y de las abominaciones de la tierra”.  Vi a la mujer ebria de la sangre de los santos y de la sangre de los mártires de Jesús”.

En la Biblia cuando se habla de profecía, la mujer representa a la iglesia (Jeremías 6:2, Gálatas 4:26, Efesios 5:23, Apocalipsis 12:1-2, 21:2). ¿Cuándo una mujer se vuelve ramera? Cuando cede en su fidelidad a su verdadero marido, es decir, que aquí se nos está hablando de una iglesia que deja la fidelidad a su marido, Cristo, y por esto es que hace alianzas con los gobernantes (ha fornicado con los reyes de la tierra), está sentada sobre muchas aguas (pueblos, muchedumbres, naciones y lenguas), pesa sobre ella la sangre de los santos y de los mártires de Jesús y los habitantes de la tierra se han embriagado con su vino (doctrinas) de su fornicación.

¿A cuál iglesia Dios llama Babilonia y de cuál es la que deben salir los habitantes de la tierra porque pronto dejará caer sobre ella su castigo?

Hay una iglesia que cuando surgió después del año 476 d.C., se levantó entre las naciones reinantes y persiguió hasta a aniquilar a aquellos pueblos que no simpatizaron con sus ideas. Al comienzo fueron los Visigodos, los Hérulos y los Ostrogodos quienes recibieron los ataques hasta desaparecer por completo, pero luego por un lapso de doce siglos se persiguió de diversas maneras a los hijos de Dios señalados como herejes de la verdad religiosa: Albigenses, Valdenses y Reformistas entre otros grupos.

Puede interesarle leer: Daniel 7 y el cuerno pequeño

Daniel 7:25 “Hablará palabras contra el Altísimo, a los santos del Altísimo quebrantará y pensará en cambiarlos tiempos y la Ley; y serán entregados en sus manos hasta tiempo, tiempos y medio tiempo”. Es una iglesia que intenta cambiar los tiempos proféticos dando una errónea interpretación; es una iglesia que intenta cambiar el día designado por Dios como bendecido y santo para que el hombre descanse de todas sus labores y para que le alabe como único Dios. También intentará cambiar la Ley de Dios eliminando una de las diez ordenanzas que aparecen en Éxodo 20 (el segundo Mandamiento se eliminó, versículos 4 y 5…el cuarto Mandamiento se alteró, versículos 8 al 11 y el décimo fue dividido para completar de nuevo diez).

Esta iglesia según Apocalipsis 13:6 pretende mostrarse como Dios perdonando los pecados y presentándose como única intercesora entre los hombres y Dios (Marcos 2:7, Juan 10:33).

Evidencias del mensaje del segundo ángel

La única iglesia que encierra estas propiedades es la dirigida por el papado, la iglesia Católica Romana. Cuando se presentan estas evidencias muchas personas no las entienden por el simple hecho de que como lo dice la Escritura aún siguen “embriagadas con este vino” y no les es fácil comprender cuán clara es la verdad.

Este artículo es un súper resumen de todo lo que encierra este tema. Nuestra invitación es a profundizar en el mensaje profético que viene desde el libro de Daniel capítulos 2 y 7 al 12 y se enlace con Apocalipsis capítulos 2 y 12 al 18. Por lo pronto la idea es mostrar la continuidad de la profecía.  Luego de estudiar el mensaje del segundo ángel, pasamos a estudiar el tercero que corresponde al tiempo previo de la segunda venida de Jesús.

Compártelo en redes:

2 comentarios en “El mensaje del segundo ángel, Apocalipsis 14:8

  1. wildry

    este mensaje debe ser mas publicado por la tv y por todas las fuentes necesarias, ya que el mundo aun esta muy oscuro en cuanto al conocimiento de la verdad de Dios….Dios les bendiga

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *