¿Es malo usar piercing o tener un tatuaje?

usar piercing o tener un tatuaje

Saber si está bien usar piercing o tatuajes se hace difícil de entender para muchos en un tiempo donde los hábitos de vida se están imponiendo por la moda, el contacto con otras culturas y por los medios de comunicación. Existe demasiada información que genera mucha confusión y no es raro que la gente ni siquiera se pregunte su hay problema en usar piercing o aún esté dudosa, si conoce de Dios, sobre cual conducta que se debe tomar para agradar al Señor antes de realizarse un tatuaje.

En Levítico 19:28 tenemos: “No haréis incisiones en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna.  Yo, Soy el Señor”. Según esto, ¿el piercing o el tatuaje es un hábito apropiado para el joven que tiene un compromiso con Dios?

Usar piercing y su significado

La palabra “piercing” quiere decir perforación o incisión. El body piercing es una práctica que se empleó y se emplea desde hace varios milenios por diversas culturas con diferentes propósitos. Algunas de ellas por ejemplo, su uso se destinaba a diferenciar los diversos grupos dentro de una misma población: los cazadores, la mujer del jefe de la tribu, los brujos, los guerreros, etc. En otras ocasiones como en el imperio romano, para los centuriones era un símbolo de virilidad, coraje y realeza. En el antiguo Egipto un pendiente en el ombligo significaba formar parte de la realeza. El piercing, para los hindúes, es un objeto con el que una persona dedica parte de su cuerpo a una determinada divinidad, como que un permiso de dominio por parte de la divinidad de esta parte del órgano.

Es innegable el uso del piercing en relación con la idolatría, el politeísmo e incluso a la Nueva Era. Entendemos así que es un comportamiento contrario a los principios bíblicos.

Traída a occidente

En la década 1950, artistas y grupos admiradores o vinculados a la cultura oriental (principalmente la cultura India) trajeron a occidente el uso del piercing como moda procedente de esta concepción hinduista. Es interesante observar que usar piercing está tan conectado a estas creencias hinduistas que los lugares de colocación (labios, ombligo, nariz, cejas, entre otros) corresponden exactamente, a los puntos correspondientes los llamados “chakras”, que son los centros de energía donde se daría la interacción entre el cuerpo y la mente y donde se podría establecer el control sobre el ser humano.

Algunos peligros

La Biblia nos indica la tremenda responsabilidad ante Dios cuando maltratamos nuestros cuerpos: 1 Corintios 3:16-17 “¿No saben que ustedes son templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en ustedes? Si alguno destruye el templo de Dios, él mismo será destruido por Dios; porque el templo de Dios es sagrado, y ustedes son ese templo.”

Los piercings bucales pueden estar de moda, pero Dios en su sabiduría nos previene de males que pueden generarse debido a problemas posteriores luego de la colocación del adorno: Inflamación, dolor, dificultad de hablar y de masticar, alteración del gusto, sangrado, aumento de la salivación, infección y sensación de hormigueo y alergias.

Puede interesarle leer: Inmoralidad sexual y degradación

Usar piercing en la cara o en el ombligo puede llegar a crear tensión que deriva en problemas de estrés. Las perforaciones en el cuerpo siempre producen un daño en tejidos superficiales y fibras pertenecientes al sistema nervioso así que una incisión en la oreja, la nariz, el ombligo, puede llegar a producir cambios a veces imperceptibles en la postura, en la pisada, en los apoyos y desplazamientos. Se ve en gran medida como los jóvenes cargados de joyas y piercings se encorvan, su postura es incorrecta y con tendencia a generar dolencias y traumatismos. En las mujeres cuando llevan aretes desde la niñez, puede darse una sensibilización en cadena que provoca cambios en la postura con tendencia a las lesiones cervicales.

Los tatuajes

¿Quién se atrevería a dañar uno de los hermosos cuadros de Da Vinci insertándole añadidos para decorarlo a su gusto? El cuerpo humano es la gran obra de arte de Dios y algunas prácticas constituyen una mutilación de esta obra. Los tatuajes y las perforaciones están prohibidos por Dios: Levítico 19:28 “No haréis incisiones en vuestro cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en vosotros señal alguna.  Yo, Soy el Señor”.

Los tatuajes también pueden traer problemas de salud si las agujas con las que se hace el dibujo no están esterilizadas por completo. Se pueden presentar graves enfermedades como algunos tipos de dermatitis, contagio del VIH, Hepatitis B o C.

La obligación que tenemos con Dios de presentarle cuerpos limpios, puros y sanos no se comprende. El dejar de cuidar el cuerpo humano es un insulto al Creador. Existen reglas divinamente establecidas que si se observan, guardarán a los humanos de la enfermedad y la muerte prematura. Una razón por la cual no disfrutamos de más bendiciones del Señor es que no prestamos atención a la luz que le ha placido darnos con respecto a las leyes de la vida y la salud.

Una maquinaria viviente

El Creador del hombre ha dispuesto la maquinaria viviente de nuestro cuerpo. Toda función se ha hecho maravillosa y sabiamente. Dios se ha comprometido a conservar esta maquinaria humana en forma saludable, si el ser humano obedece las leyes de Dios y cooperar con él. Toda ley que gobierna la maquinaria humana debe considerarse tan divina en su origen, en su carácter y en su importancia como la Palabra de Dios. Toda acción descuidada y desatenta, todo abuso cometido al desatender las leyes específicas que rigen la habitación humana, es una violación de la ley de Dios. Podemos contemplar y admirar la obra de Dios en el mundo natural, pero la habitación humana es la más admirable.

Si luego de conocer el camino persistimos en ir en contra de la voluntad de Dios, entonces ahí tendremos que dar cuenta de nuestra terquedad.

¿Usar piercing o tatuarse? Revisemos estos principios

1 Reyes 18:21 “Elías se presentó ante el pueblo y dijo: ¿Hasta cuándo van a seguir indecisos?  Si el Dios verdadero es el Señor, deben seguirlo; pero si es Baal, síganlo a él. El pueblo no dijo una sola palabra.”

Génesis 35: 3-4Allí construiré un altar al Dios que me socorrió cuando estaba yo en peligro, y que me ha acompañado en mi camino.  Así que le entregaron a Jacob todos los dioses extraños que tenían, junto con los aretes que llevaban en las orejas, y Jacob los enterró a la sombra de la encina que estaba cerca de Siquén”. Un claro ejemplo bíblico de cómo en la reforma espiritual ayuda el dejar las perforaciones y los adornos que engañan nuestros ojos para no mirar al Dios verdadero.

Puede interesarle seguir: Con Dios cada día. Versículos Cerca Está

3 comentarios en “¿Es malo usar piercing o tener un tatuaje?

  1. mony

    Muchas gracias por tomar tiempo para publicar este articulo y sobre todo con argumento.. tengo 3 hijos adolescentes y esto nos servira de mucho , pues en mi corazon esta solo agradar a Dios y de la misma manera quiero que mis hijos lo hagan… bendiciones y otra vez muchas gracias..

  2. carmen

    Dios te Bendiga Erick. Usted tiene toda la razon hay cada cosa por hay incluyendo pastores reconocidos y otros muy queridos.pero solo DIOS es el que jusga.si nosotros como cristianos jusgamos a los demas , nos vamos a perder de las promesas .Dios conoce cada corazon y El es el que jusga y a veces que vemos todas esas cosas que hacen los supuestos seguidores de la palabra que no edifican, nos damos de cuenta que la palabra de Dios se cumple al pie de la letra.y que la sangre de Cristo Jesus NOS LIBRE DE TODO PECADO.

  3. erick

    tengo uno en la ceja, y claro q comparto la idea de q el cuerpo es un templo de Dios, pero no tambien hay tanto “pecador” por ahi bien vestidito ratota violador asecino? x favor!!! EL HABITO NO HACE AL MONJE

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *