La parábola de las 10 vírgenes, explicación

La parábola de las 10 vírgenes, explicación y aplicación para hoy

No hay duda de que la parábola de las 10 vírgenes es un símbolo alusivo a los eventos relacionados con el retorno de Jesús y por eso es vital un estudio reflexivo de este pasaje como ayuda en la preparación personal para afrontar los eventos finales de la historia de este mundo.

Aquí tenemos las dos clases de personas que declaran que están esperando a su Señor. Se las llama vírgenes porque profesan una fe pura y las lámparas representan la Palabra de Dios —Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino —Salmos 119:105.

El aceite es un símbolo del Espíritu Santo. Así se representa el Espíritu en la profecía de Zacarías: “No con ejército, ni con fuerza, sino con mi espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos… ¿Qué significan las dos ramas de olivas, que por medio de dos tubos de oro vierten de sí aceite como oro?… Y él dijo: Estos dos hijos de aceite son los que están delante del Señor de toda la tierra” —Zacarías 4: 1-14. Sigue leyendo

El zarandeo bíblico y su significado

el zarandeo

Revisemos el zarandeo bíblico y su significado enlazándolo con el pasaje última cena registrado en Lucas 22: 31-32: “Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos”. El Señor sabe que somos pedidos por el enemigo de los hombres para zarandearnos una y otra vez como se zarandea el grano en la cosecha para así separarlo del grupo principal. Pero Jesús ora por nosotros y si dependemos de Él, no confiados en nosotros mismos como lo hizo Pedro, quien a pesar de prometer lealtad negó a su maestro, no vamos a caer. Sigue leyendo

La lluvia tardía, el fuerte clamor

La lluvia tardía

El concepto de la lluvia tardía en la Biblia lo hemos escuchado en múltiples ocasiones, pero para darle una correcta aplicación en nuestros días debemos empezar con los capítulos 13 a 17 del evangelio de Juan, donde nos encontramos con las palabras dirigidas por Jesús a sus discípulos en el aposento alto, la noche previa a la pascua, en la cual les anuncia su separación ya que iba a morir en manos de las autoridades civiles y religiosas del momento. Dentro de todas las promesas allí expresadas en esta reunión, resalta una a la que no suele darse mayor importancia, pero es vital para nuestro vivir en el día a día, la promesa del Espíritu Santo.

Juan 14:15-17 Si me amáis, guardad mis mandamientos; y yo rogaré al Padre, y Él os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre; el Espíritu de verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis; porque mora con vosotros, y estará en vosotros. Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, Él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. Sigue leyendo

La reforma pro-salud y el mensaje del tercer ángel

Reforma pro-salud

Para entender cómo la reforma pro-salud y el mensaje del tercer ángel están relacionados, debemos centrarnos en un concepto: dominio propio. En la Biblia encontramos diferentes historias que nos muestras cómo la falta de control lleva a la caída de los seres humanos quienes no pueden dominar sus pasiones, deseos, apetitos, temperamentos y modos de pensar.

Adán y Eva cayeron en la tentación por el deseo de tomar lo prohibido (Génesis 3:6-7). Podemos decir que tuvieron un apetito intemperante. Cristo vino y soportó las más duras tentaciones de Satanás y venció el apetito mostrando que el hombre puede vencer —la tentación en el desierto, Lucas 4:1-4—. Así como Adán cayó en el apetito y perdió la bendición del Edén, los hijos de Adán pueden, por medio de Cristo, vencer el apetito y por la temperancia en todas las cosas volver al plan original de Dios para la humanidad. Sigue leyendo