¿Quién es la virgen María?

Quién es la virgen María

Muchas personas cristianas viven expresándose de una manera errónea sobre quién es la virgen María. Dentro de sus creencias a pesar de que contienen verdades bíblicas, llegan a despreciar su nombre como si se tratara de una mujer sin cualidades especiales las cuales la llevaron a que Dios la escogiera como la madre de su Hijo en la Tierra. Esta manera de verla indudablemente es un error. Es de suma importancia entender su papel  en el hogar de Nazaret y en la historia terrenal del cristianismo, estudiando lo que dice y lo que no dice la Biblia de ella.

A nivel profético

Podemos encontrar una primera alusión a María a nivel profético en el texto de Isaías 7:14 “Por tanto, el mismo Señor os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emmanuel”. Hermosa profecía dada siete siglos antes del nacimiento de Jesús y sin duda alguna cumplida en María.

El Nuevo Testamento nos ratifica esta verdad con detalles adicionales en algunos evangelios. Mateo 1, versículos 18 al 21 nos dice que ella quedó en embarazo porque fue el Espíritu Santo quien puso vida en su vientre. Lucas 1, versículos 26 al 31, nos cuenta que el ángel Gabriel visitó a María y le comunicó que ella era la escogida de Dios, la bendita entre las mujeres para ser la madre del Salvador. Sin duda su selección para que se encargara de la formación de Jesús en el pequeño hogar no fue asunto de casualidad sino de capacidad vista en ella por Dios. Creo que merece todo nuestro respeto.

En la Biblia encontramos otras referencias a María:

Visitando a Isabel, Lucas 1:39.
Camino a Belén para el censo, Lucas 2:5.
Recibiendo la visitas de los pastores en el establo, Lucas 2:16.
Presentando a Jesús en el  templo, Lucas 2:34.
La visita de los magos de oriente, Mateo 2:11.
Buscando a Jesús en el templo, Lucas 2:48.
En la boda de Caná, Juan 2:1-11 .
En un pasaje cuando Jesús regresa a Nazaret a predicar, Mateo 13:55 (Marcos 6:3).
Un pasaje mientras Jesús hablaba, Mateo 12:46-50.
En la crucifixión de Jesús, Mateo 27:56 (Marcos 15:40, Juan 19:25).
Frente al sepulcro, Mateo 27:61 (Marcos 15:47).
En la resurrección, Mateo 28:1 (Marcos 16:1).
En el aposento alto después de la ascensión de Jesús, Hechos 1:14.

Después de este último pasaje se pierde la alusión a ella en la Biblia. Entonces ¿de dónde salen los relatos que hablan sobre su asunción, intercesión y apariciones que llevan a su devoción? Todo esto no hace más que formarnos una idea errónea de quién es la virgen María. Antes de hablar sobre esto veamos qué cosas la Biblia no dice de ella.

Lo que la Biblia no dice sobre quién es la virgen María

La Biblia no dice que ella tenga atributos de Dios: omnipotencia, omnisciencia, omnipresencia. Tampoco dice que ella sea abogada intercesora de la humanidad, ni sustituta de Jesús como mediadora ante el Padre. La Biblia no dice que ella haya ascendido al cielo sin ver la muerte.  La Biblia no dice que ella sea el camino, la verdad y la vida. Tampoco que sea nuestra salvadora o nuestra Madre.

María poseía un carácter humilde y sencillo, sometido a la voluntad de Dios. Proclamó que necesitaba un salvador (Lucas 1:47). Ella vivió como la mamá de Jesús pero ahora espera la resurrección que vendrá de mano de nuestro Dios y Salvador Jesús. Todo lo que se diga adicional es un legado de una tradición que no corresponde a lo que vivieron los discípulos en los primeros tres siglos de la era cristiana.  Por ejemplo, los festivales que celebran la ascensión de María comenzaron hasta el siglo sexto.

Puede interesarle leer: Cuando una persona muere ¿qué sucede?

¿A dónde nos lleva todo esto?

¡Simple! A apartar los ojos de Jesús, nuestro abogado, intercesor, salvador, el único camino, nuestro Dios sentado a la diestra del Padre, y no solo esto, también nos lleva a vivir en la idolatría: adoración de imágenes en cuadros, esculturas, medallones, adoración de lugares, etc. Es más, en algunos pasajes relatados desde el catolicismo se pone a Jesús subordinado a María, se omite a Jesús y las oraciones se ponen solo en María.

Alguien puede decir que “si revisamos los mensajes vemos que no son malos, ¿cuál es el problema entonces? ¿Qué más da si se muestra a Jesús o a María desde que el mensaje sea similar, es decir, el bien para la humanidad?” Dios mismo nos responde:

Éxodo 20:4-5 “no te harás imagen, ni ninguna semejanza de cosa que esté arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las honrarás; porque yo soy el SEÑOR tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos, hasta la tercera y cuarta generación, de los que me aborrecen”.

Isaías 42:8 “Yo soy el SEÑOR. Este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas”.

Apariciones de la virgen María

En muchas apariciones que presentan a María como venida del cielo, podemos encontrar mensajes expresados que contradicen la Palabra de Dios, lo que Él dijo para todas las edades. Dios nunca cambia, Él es el mismo ayer, hoy y siempre, luego su Palabra no es una ayer y otra diferente mañana:  Malaquías 3:6 “Yo soy el Señor. No he cambiado. Y por eso ustedes, descendientes de Jacob, no han sido aniquilados.” Veamos unos ejemplos donde aparece primero el mensaje de la aparición y luego vemos lo que dice la Biblia.

-Nuestra señora de Medjugorje – Bosnia, Mensaje al Padre Gobbi: “tengan confianza en la obra de intercesión de su madre celestial”. La Biblia dice: 1 Timoteo 2:5 “Porque hay un solo Dios, asimismo un solo Mediador entre Dios y los hombres, el hombre Cristo Jesús”.  Juan 14:13-14 “Todo lo que pidáis al Padre en Mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pedís en Mi nombre, yo lo haré”.

-Nuestra Señora de La Sallette- Francia: “por mucho tiempo he sufrido por ustedes…nunca podrán compensar el dolor que he llevado por ustedes”. La Biblia dice:   Hebreos 10:12-14 “pero éste (Jesús), habiendo ofrecido por los pecados un solo sacrificio para siempre, está sentado a la diestra de Dios, esperando lo que resta, es a decir, hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies; porque con una sola ofrenda hizo consumados para siempre a los santificados”.

Jesús fue quien sufrió por nosotros en la cruz…no existe otro sustituto para el pecador ni es válido para el Padre otro dolor derramado que el de Cristo quien murió sin pecado.

-Nuestra señora de Betania – Venezuela: “soy la madre del buen consejo, mediadora”. La Biblia dice: Juan 14:6 “Jesús le dice: YO SOY el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí”.

-La Señora de Todas las Naciones: “fue necesario para el Padre y el Hijo enviarme en medio de ustedes para ser su abogada y salvarlos”. La Biblia dice:  1 Juan 2:1 “Hijitos míos, estas cosas os escribo, para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, Abogado tenemos delante del Padre, a Jesús, el Cristo Justo”.

-Mensaje a Bruno Commacchiola, Italia: “yo soy la que está vinculada con la divina trinidad, yo soy la virgen del Apocalipsis”. La Biblia dice:  Isaías 44:6 “Así dice el SEÑOR, Rey de Israel, y su Redentor, el SEÑOR de los ejércitos: Yo el primero, y yo el postrero, y fuera de mí no hay Dios.

-Mensaje al Padre Gobb: “cada una de mis esculturas…deben ponerse en lugar de veneración”. Deuteronomio 4:15-16 “Guardad, pues, mucho vuestras almas; porque ninguna figura visteis el día que el SEÑOR habló con vosotros de en medio del fuego; para que no os corrompáis, y hagáis para vosotros escultura, imagen de alguna semejanza, figura de macho o de hembra”.

Estas son solo algunas muestras. Son declaraciones anti Bíblicas y nunca provienen del cielo.

La tradición

La tradición en la religión al involucrar desde hace muchos siglos las imágenes provenientes de los pueblos no cristianos, quiso conservar la adoración a una deidad femenina, la reina del cielo del paganismo, como la diosa a la cual se puede acudir. En la antigüedad se llamaba Semiramis en los babilónicos, Isis en los egipcios y Diana en los Romanos.

La Biblia es el mensaje de Dios inspirado para la humanidad. En ella el papel importantísimo de María se limita a ser la madre de Jesús hombre en la tierra. Así podemos entender realmente quién es la  virgen María.

Muchísimas cosas adicionales se pueden incluir en este artículo pero para no hacerlo más extenso solo dejo algunas declaraciones católicas que inducen a considerar a María como igual a Dios o que está por encima de Jesús y por lo tanto la hace digna de adoración (tomado de contestandotupregunta.org):

San Aselmo: Dice que, cuando recurrimos a la Madre de Dios, no solo debemos estar seguros de su protección, sino que seremos a veces más pronto escuchados y atendidos recurriendo a María e invocando su santo nombre que invocando el nombre de nuestro Salvador Jesucristo. (Las glorias de María, Alfonso María de Ligorio, pág. 605, B. A. C.).

Nicéforo: Muchas cosas se piden a Dios y no se alcanzan, y se piden a María y se alcanzan. (Las glorias de María, pág. 605 y 606, B. A. C.)

Santo Tomás de Villanueva: Señora, no sabemos más refugio que el vuestro. Vos sola sois la esperanza en quién confiamos, vos sola la abogada en quién ponemos los ojos. (Las glorias de María, pág. 594).

Ricardo de San Lorenzo: Dice que antes de que viniera María al mundo, lamentábase Dios de que no hubiera quién contuviese los castigos contra los pecadores, pero que, nacida María, está encargada de detenerlos. (Las glorias de María, pág. 595).

San Jorge, Obispo de Nicomedia: Dice que Jesucristo, ejecutando las órdenes de su madre, no hace, en cierto modo más que pagarle la deuda contraída con ella por haber consentido en darle el ser de hombre. (Las glorias de María, pág. 655).

Ricardo de San Victor: Decía: María reparó la caída de los ángeles y reconcilió con Dios a la naturaleza humana. (las glorias de María, pág. 763).

El papa Benedictino XV en 1918 decía de María lo siguiente: “Estuvo presente, padeció y casi murió con su hijo…de suerte que redimió con Cristo a la humanidad”.

El papa Pío XI, al clausurar el jubileo de la redención en 1935, invocó a María recordándola al pie de la Cruz “sufriendo como corredentora”.

Ya sabemos un poco más quién es la virgen María según la Biblia.

 

2 comentarios en “¿Quién es la virgen María?

  1. Ismael González

    Es una maravilla que la gente lea la Santa Biblia

    Porque es la Palabra de Dios

    Como Palabra de Dios merece todo nuestro respeto y admiracion, tambien tenemos que luchar por defenderla, porque el demonio quiere destruirla.

    La Biblia es resultado de las entrañas misericordiosas de Dios y del esfuerzo del hombre para ponerla sobre el papel, pero no basta ponerla sobre el papel, hay que ponerla sobre el corazón: MARIA, POR SU PARTE, GUARDABA TODAS ESTAS COSAS Y LAS MEDITABA EN SU CORAZON. San Lucas 2, 19

    Si usted consulta ese texto tan admirable de Isaías 7:14 “Por tanto, el mismo Señor os dará señal: He aquí que la virgen concebirá y Dará A LUZ UN hijo, y llamará su nombre Emmanuel” en una Biblia católica, todas vienen así, SIN COMA entre concebirá y dará; no así en las biblias que utilizan las sectas.

    Quien es más importante, lo que las sectas dicen o lo que Dios ha dispuesto y ordenado desde el Principio: Enemistad pondré entre ti y la MUJER, y entre tu linaje y su linaje: él te pisará la cabeza mientras acechas tú su calcañar.»

    DIOS NUESTRO PADRE NOS CONCEDA LA UNIDAD EN LA FE Y SU INEFABLE SABIDURIA QUE SALVA Y DA LA ALEGRIA DE SABERSE HIJO DE DIOS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *