Archivo de la etiqueta: babilonia león

Daniel 7 Parte 1

Daniel 7

Si ya leíste Daniel 2 te invitamos a que prosigas con esta lectura profética de Daniel 7. Si hasta ahora entras a estudiar el contenido del libro de Daniel te sugerimos que empieces con la explicación del capítulo 2 para que entiendas todo el contexto.

Daniel 7:1 “Una noche, durante el primer año del reinado de Belsasar en Babilonia, Daniel tuvo un sueño y visiones. En cuanto se despertó, puso por escrito las cosas principales que había soñado”.

Así empieza este relato fascinante de Daniel 7. Pasan un poco más de 50 años desde aquel sueño dado por Dios a Nabucodonosor e interpretado por Daniel, donde se le revelan los reinos que han de seguir a Babilonia hasta la venida en gloria del hijo de Dios. Encontramos que esta nueva revelación es un complemento y una afirmación al primer mensaje del capítulo 2, representado por la estatua de diversos materiales que señalan a los reinos de Babilonia, Medo-Persia, Grecia, Roma, Roma dividida y el Reino Eterno de Dios. Ahora en esta visión encontramos detalles adicionales para entender mejor el cumplimiento profético en los últimos tiempos que vivimos.

Versículos 2-3: “Daniel dijo: Miraba yo en mi visión de noche, y vi que los cuatro vientos del cielo combatían en el gran mar. Y cuatro bestias grandes, diferentes la una de la otra, subían del mar.”

Daniel ve “los cuatro vientos” que en a nivel profético según la Biblia representan rivalidades, actividad en los 4 ángulos de la Tierra: Jeremías 49:36, Daniel 8:8, 11:4, Zacarías 2:6, 6:5.

El “mar” de donde suben las bestias, representa las naciones del mundo, muchedumbres, es decir que las bestias se levantan donde hay terreno poblado y naciones constituidas: Isaías 17:12, Jeremías 46:7 o Apocalipsis 17:15.

Las bestias en Daniel 7

Versículos 4-8: “La primera era como un león, y tenía alas de águila…Vi luego una segunda bestia, semejante a un oso, la cual se alzaba de un costado más que del otro…Después de esto miré, y vi otra, semejante a un leopardo, con cuatro alas de ave en sus espaldas.  Esta bestia tenía cuatro cabezas… y vi la cuarta bestia, espantosa, terrible y en gran manera fuerte, la cual tenía unos grandes dientes de hierro; devoraba y desmenuzaba,  pisoteaba las sobras con sus pies,  y era muy diferente de todas las bestias que había visto antes de ella;  y tenía diez cuernos. Mientras yo contemplaba los cuernos, otro cuerno pequeño salió entre ellos, y delante de él fueron arrancados tres cuernos de los primeros.  Este cuerno tenía ojos como de hombre y una boca que hablaba con gran insolencia.

En el versículo 17 se nos dice que las bestias son cuatro reyes que se levantarán en la tierra. En el paralelismo con Daniel 2 encontramos la similitud de los reyes/reinos mencionados de la siguiente manera:

Daniel 2           Daniel 7

ORO                                          León                                     = Babilonia

PLATA                                      Oso                                       = Medo-Persia

BRONCE                                  Leopardo                             = Grecia

HIERRO                                   Bestia de dientes de hierro    = Roma

10 DEDOS DE HIERRO Y BARRO        10 Cuernos                 = Roma dividida

………………………………………………………..Cuerno pequeño

ROCA                                         Reino de Dios

¡Revelación que nos muestra cómo Dios está al control de la historia!

BabiloniaLeón… alas de águila: Babilonia. El león alado se halla en las obras de arte babilónico. Era común la combinación de león y águila: generalmente un león con alas de águila, a veces con garras o pico; otra combinación parecida era el águila con cabeza de león. Otros profetas se refirieron al rey Nabucodonosor por medio de figuras semejantes (Jeremías 4: 7; 50: 17, 44; Lamentaciones  4:19; Ezequiel  17: 3, 12; Habacuc. 1: 8). El león como rey de las fieras y el águila como reina de las aves representaban adecuadamente al Imperio de Babilonia en el apogeo de su gloria. El león se destaca por su fuerza, mientras que el águila es famosa por el vigor y el alcance de sus vuelos.

PersiaOso:  Medo-Persia. Como la plata es inferior al oro, así también en algunos respectos el oso es inferior al león. Sin embargo, el oso es cruel y rapaz, características que se le atribuyen a los medos en Isaías 13: 17-18. El reino estaba compuesto de dos partes. De los medos y los persas, los últimos llegaron a tener el poder dominante unos pocos años antes de que el imperio dual conquistara a Babilonia.

Muchos comentadores han considerado las costillas que el oso lleva en su boca como símbolo de los tres principales poderes que fueron conquistados por el Imperio Medo-Persa: Lidia, Babilonia y Egipto

GreciaLeopardo: Grecia. El leopardo es un animal feroz y carnívoro, notable por su velocidad y la agilidad de sus movimientos (Habacuc 1: 8; Oseas 13: 7). El poder que habría de seguir al Imperio Persa se identifica en el capítulo 8: 21 como “Grecia”, el imperio semi griego y macedónico de Alejandro Magno.

Aunque el leopardo en sí es un animal veloz, su agilidad natural parece ser inadecuada para describir la asombrosa velocidad de las conquistas de Alejandro. El símbolo describe muy adecuadamente la velocidad fulmínea con que Alejandro y sus macedonios en menos de una década llegaron a adueñarse del mayor de los imperios que el mundo había conocido. No hay otro ejemplo, en tiempos antiguos, de movimientos tan rápidos y exitosos de un ejército tan grande.

Alejandro murió sin arreglar la sucesión de su trono. Cuatro generales (las cuatro cabezas del leopardo),  Casandro, Lisímaco, Seleuco y Ptolomeo, se dividieron el territorio entre ellos.

RomaLa cuarta bestia: Roma. Representa al mismo poder de las piernas de hierro de la gran imagen del capítulo 2.La historia enseña claramente que el poder mundial que siguió al tercer imperio de esta profecía fue Roma. Sin embargo, la transición fue gradual. De manera que es imposible señalar un acontecimiento específico que indique el momento del cambio.

Los enormes dientes metálicos hablan de crueldad y fuerza. Así como el animal desgarraba y devoraba su presa con esos colmillos monstruosos, así Roma devoraba las naciones y pueblos en sus conquistas. Algunas veces destruía ciudades enteras, como en el caso de Corinto en 146 a. C.; otras veces reinos, tales como Macedonia y los dominios seléucidas, los que eran divididos y convertidos en provincias.

Finalmente, y para cerrar este estudio por hoy destaquemos el detalle de la cuarta bestia. Los versículos 23 y 24 nos dicen que “la cuarta bestia será un cuarto reino en la tierra, el cual será diferente de todos los otros reinos, y a toda la tierra devorará, trillará y despedazará.  Los diez cuernos significan que de aquel reino se levantarán diez reyes; y tras ellos se levantará otro, el cual será diferente de los primeros, y derribará a tres reyes.

De este cuerno pequeño del versículo 8, hablaremos en la segunda parte de este estudio.