Abominación

Abominación
Querido(a) amigo(a) lector. Ten presente que puedes leer cada cita bíblica con tan solo pasar el mouse por encima de  cada palabra resaltada en negrilla.

Por lo tanto, no lleven a su casa nada que sea despreciable (abominación en otras versiones), para que ustedes no sean también destruidos. Eso está destinado a la destrucción, así que deben considerarlo como algo despreciable”. Deuteronomio 7: 26

Revisemos en primer lugar qué es Abominación porque luego vamos a ver por qué Dios no quiere que traiga lo despreciable, la abominación a mi casa. Abominación viene de Abominar: condenar y maldecir a alguien o algo por considerarlo malo o perjudicial. También es renegar o tener repulsión. Apliquemos esta definición a la Palabra de Dios.

1. En la Biblia es una palabra usada con mayor frecuencia para indicar violaciones de las costumbres y prácticas divinamente instituidas: Aberraciones sexuales: [:ttip="Levítico 18:22  "No te echarás con macho como con mujer; es abominación." id="1"] Levítico 18:22[:/ttip].  Idolatría: [:ttip="Deuteronomio. 12:31  "No harás así al SEÑOR tu Dios; porque todo lo que el SEÑOR aborrece, hicieron ellos a sus dioses; pues aun a sus hijos e hijas quemaban en el fuego a sus dioses." id="2"] Deuteronomio 12:31[:/ttip]. Faltas morales y éticas: [:ttip="Deuteronomio 25:13-16  "No usen en sus compras y ventas pesas y medidas falsas, sino pesas exactas y completas, para que vivan muchos años en el país que el Señor su Dios les va a dar. Porque al Señor le repugnan todos los que hacen estas cosas y cometen injusticias." id="3"] Deuteronomio 25:13-16[:/ttip].

2. Para marcar las cosas detestables, algo como impuro, inmundo.  Se usa principalmente para designar un ídolo: [:ttip="Deuteronomio 29:17  "y habéis visto sus abominaciones y sus ídolos de madera y piedra, plata y oro, que tienen consigo." id="4"] Deuteronomio 29:17[:/ttip], pero también para cualquier cosa inmunda: [:ttip="Levítico 11:10  "mas todas las cosas que no tienen aletas ni escamas en el mar y en los ríos, así de todo reptil de agua como de toda cosa viviente que está en las aguas, las tendréis en abominación." id="5"] Levítico 11:10[:/ttip], y para los objetos del culto pagano que se debían detestar, porque el contacto con ellos contaminaba: [:ttip="Ezequiel 5:11  "Por tanto, vivo yo, dijo el Señor DIOS, ciertamente por haber tú violado mi Santuario con todas tus contaminaciones, y con todas tus abominaciones, te quebrantaré yo también; mi ojo no perdonará, ni tampoco tendré yo misericordia." id="6"] Ezequiel 5:11[:/ttip]; [:ttip="Ezequiel 7:20  "Por cuanto la gloria de su ornamento pusieron en soberbia, e hicieron en ella imágenes de sus abominaciones, de sus estatuas, por eso se la torné a ellos en alejamiento." id="7"] Ezequiel 7:20[:/ttip]; [:ttip="Ezequiel 11:18, 21  "Y vendrán allá, y quitarán de ella todas sus contaminaciones, y todas sus abominaciones... Mas a aquellos cuyo corazón anda tras el deseo de sus contaminaciones y de sus abominaciones, yo tornaré su camino sobre sus cabezas, dijo el Señor DIOS." id="8"] Ezequiel 11:18, 21[:/ttip], etc.

3. También es un término técnico que se usa para describir la carne de los sacrificios que llega a ser inadecuada para comer al 3er día: [:ttip="Levítico 7:18  "Y si se comiere de la carne de su sacrificio de paz el tercer día, el que lo ofreciere no será acepto, ni le será imputado; abominación será, y la persona que de él comiere llevará su pecado." id="9"] Levítico 7:18[:/ttip].

Antes de entrar a la Tierra Prometida, en el Antiguo Testamento, al pueblo contaminado por 400 años de esclavitud e idolatría en Egipto, Dios le da instrucciones claras entre ellas la de no contaminarse con los pueblos paganos con los que se iba a enfrentar y el no traer sus abominaciones a casa. El primer Mandamiento de la Ley de Dios (aplicable a la época en la que fue dictado,  es también aplicable a todos nosotros hoy) dice: “Yo soy el SEÑOR tu Dios, que te saqué de la tierra de Egipto, de casa de siervos. No tendrás dioses ajenos delante de mí”. Cuando nosotros vivimos sumergidos en el mundo, cuando no conocemos de Dios, o cuando vivimos en la oscuridad espiritual,  simbólicamente vivimos en “Egipto”. Pero al conocer de Dios y darle un nuevo rumbo a nuestras vidas las cosas cambian y nos dirigimos hacia la Tierra prometida, la Canaán celestial. Luego de esto ¿podemos decir que tiene aplicación a nosotros Por lo tanto, no lleven a su casa nada que sea despreciable, para que ustedes no sean también destruidos. Eso está destinado a la destrucción, así que deben considerarlo como algo despreciable”? Claro que si.

Por qué Dios no quiere que traiga abominación a mi casa? 1. Porque representa la vida pasada. 2. Porque me quita tiempo a su lado. 3. Porque lo convierto en ídolo.  4. Porque me afecta físicamente y espiritualmente. 5. Porque me conduce a faltas morales.  5. Porque deja una mala enseñanza en los hijos.

Veamos algunos ejemplos sin caer en legalismo…solo examinemos:

1.Video: es malo comprar películas? Revisemos si las escenas que contienen son agradables o abominables a Dios: Brujería, magia, consultar al oráculo, espiritismo, violencia, sexo, etc. Entonces por qué verlas o por qué traerlas a casa? Tenemos muchas excusas: Que porque tienen muy buenos efectos 3d, porque están de moda, porque quiero extraer lo bueno…algunos se aprovechan de lo que dice Pablo en [:ttip="1 Tesalonicenses 5:21  "Sométanlo todo a prueba y retengan lo bueno." id="10"] 1 Tesalonicenses 5:21[:/ttip]

2. Música: Prestemos atención a sus contenidos, ritmos, los videos musicales. La letra exalta las cosas materiales o a Dios? La vida de los cantantes reflejan que lo que componen o lo que cantan viene de Dios? Si viven en el mundo de las drogas, qué tipo de inspiración pueden tener? Por qué las tendencias rebeldes y suicidas? Por qué la tendencia en las letras al adulterio? O al despecho? Cómo se baila? Dónde se escucha? Entonces por qué escucharla o por qué traerla a casa?

3.Licor: Basta ver los efectos familiares, económicos, accidentes, riñas, aún niños a edad temprana en alcoholismo. Por qué traes alcohol a tu casa? La excusa es que un poco de licor no lo hace mal a nadie o que la ciencia a comprobado sus efectos benéficos al acompañar las comidas?

4.Revistas: Qué contienen? Chismes, pornografía, violencia, farándula….pero como no le hacemos mal a nadie…Será esto abominable a los ojos de Dios? Pero cuando las tomamos en nuestras manos decimos: eso no pasa nada!  Será la literatura que no honra  a Dios abominable a sus ojos? Esa literatura me hace pensar en Dios?

5. Juegos de video – internet: mirando páginas de ocultismo, pornografía, violencia en los juegos, desobediencia….esto me acerca a Dios? Seguro que si no me acerca, me aleja de Él.

Los jóvenes son los que hasta aquí pueden empezar a tener más problemas con estos contenidos. Por qué? Porque para cada nueva generación las cosas se hacen normales y el señalar todo esto como anormal a ellos les puede sonar a sectarismos. Pero si se puede Jóvenes! El mundo necesita jóvenes con vidas consagradas a Dios. El problema está con lo que el mundo y la publicidad venden: la vida es corta, disfrútala! las religiones son solo prohibición!

Hasta hace muy poco tiempo tuve la oportunidad de entender en detalle el significado real de Mateo 10:32-33: “Cualquiera pues que me confesare delante de los hombres, le confesaré yo también delante de mi Padre que está en los cielos. Y cualquiera que me negare delante de los hombres, le negaré yo también delante de mi Padre que está en los cielos”. Yo tenía una muy mala comprensión de este versículo. Creía que tenía que ver solo con decir “soy cristiano” o avergonzarme de ello”.  El punto es que el verbo “confesar” encierra no solo lo declarado con la boca sino con nuestro estilo de vida (vestimenta, lo que vemos, lo que oímos, los adornos modestos, el  promover la causa de Cristo,etc.). Allí entonces surgió la pregunta: estaba confesando a Cristo o me estaba avergonzando de Él? Y esto es para todo el que profesa ser cristiano: está definido el límite  que existe entre nosotros y el mundo o  no hay diferencia?

Conclusión: antes de dar la entrada a algo/alguien a tu casa piénsalo y revisa qué/quien es… antes de comprar un cd musical o una película, antes de visitar una página en la web o descargar una canción, antes de comprar una revista o un video juego, piénsalo porque puedes estar trayendo la abominación a tu casa. Como dice una escritora cristiana: “Si somos cristianos, seguiremos a Cristo, aunque la senda por la que tengamos que caminar no concuerde con nuestras inclinaciones naturales.  No vale la pena que yo les diga que no deben usar esto o aquello, porque si el amor a estas cosas vanas está en el corazón de ustedes, el abandono de estos adornos será lo mismo que cortarle las hojas a un árbol.  Las inclinaciones del corazón natural volverán por sus fueros.  Ustedes deben tener su propia conciencia”.

Mantengamos nuestros ojos puestos en Cristo.  Confesémoslo delante de los hombres para que Él nos confiese ante nuestro Padre y no se avergüence de nosotros lo que sin duda nos dejará fuera del Reino de los Cielos.

Añadir nuevo comentario

HTML Restringido

  • Etiquetas HTML permitidas: <a href hreflang> <em> <strong> <cite> <blockquote cite> <code> <ul type> <ol start type> <li> <dl> <dt> <dd> <h2 id> <h3 id> <h4 id> <h5 id> <h6 id>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.